Skip to content

El CHICO DE LA BUFANDA.

04/03/2013

Qué difícil hacer un prólogo para el libro de Alberto. Qué difícil hablar sobre la persona y la magia de alguien tan cercano. Mucho más fácil hubiese sido hablar de alguien a quien no conozco apenas, alguien con quien los lazos no son tan estrechos, alguien con quien haya la suficiente distancia como para poder recalcar las virtudes, tanto de su persona como de su obra, en la justa medida, sin hacerlas de menos y sin exagerarlas. La amistad frecuentada desgasta la visión panorámica, y, por supuesto, la visión imparcial.

Conocí a Alberto hace muchos años. Tengo una memoria casi nula para fechas, pero fue cuando el local de reunión de la S.E.I en Madrid estaba en el Hogar Canario y el presidente de la sociedad era Carlitos Lamas. Allí, un día, se me acercó un chico muy joven con una baraja en la mano, tenía un desparpajo, unas ganas de hacer magia y una generosidad fuera de lo común. Parecía un poco despistado ya que a veces no respondía a lo que se le preguntaba, quizás pensaba en el último pase que estaba ensayando, y… llevaba puesta una bufanda.

Plasmo esto aquí porque, en ocasiones, ahora que vivimos a miles de kilómetros de distancia, me da miedo perder el recuerdo de esa época.

Pronto nos hicimos muy amigos, empezamos a estudiar magia juntos, a ir a la casa de Ascanio, a frecuentar la biblioteca de la Fundación March, a dar los primeros pasos en el ámbito profesional…

Con el tiempo, aprendimos también a compartir lo que la vida siempre depara: alegrías, desengaños, alumbramientos y decesos. Tenemos una relación, por esas cosas de la vida, de hermanos mágicos. Nuestro común maestro Arturo de Ascanio lo sabía y ya por aquel entonces vaticinaba que nuestra amistad duraría para toda la vida. Por el momento no se equivocaba.

Pero… en ocasiones, ahora que vivimos a miles de kilómetros de distancia, me da miedo perder el recuerdo de esa época.

Así que, paciente lector, por todo lo referido, espero que sepas perdonarme tanto las omisiones como las exageraciones, si las hubiese.

Este libro, por deseo expreso de Alberto, y con la inestimable ayuda de Ricardo Sánchez, ha querido ser un poco más escueto que el anterior, con el objeto de obtener como resultado un libro más fácil de leer, para el deleite de muchos. Sin embargo, Alberto se ha visto obligado a hacer un esfuerzo extra a la hora de seleccionar la información. El resultado ha sido excelente.

La magia que encontrarás en el libro recoge una parcela del mundo de la magia clásica, un fragmento del mundo de nuestros mayores, sin menoscabo de las ideas más modernas. Podrás encontrar en el libro algunas versiones de juegos clásicos: Kaplan, Hoy, Shaxon…a las que Alberto les ha añadido su impronta personal, detalles extraídos de su experiencia profesional con los juegos, recursos que los hacen más efectistas… Encontrarás también versiones de juegos publicados en libros modernos: Behr, Biss… Por último, es un libro que incluye también ideas, pases y sutilezas de algunos de sus amigos cercanos: Joaquín Matas, Pepo Capel, Iván Mora…material inédito hasta el momento.

De la lectura detenida de este libro se desprende la manera que tiene Alberto de concebir no sólo el “showmanship” y  la magia mental, me atrevería a decir, su forma de entender la magia entera. Una magia directa, con altas dosis de comedia, de métodos muy ingeniosos que no escapan a una estudiadísima técnica digital. Y todo puesto al servicio del efecto mágico y del entretenimiento.

Si tuviera que puntualizar cuál es el juego que uno no debe perderse de este libro, quizás sea “El sueño”. Es el resultado del estudio de todas y cada una de las versiones existentes del juego y del intento de dar solución a los puntos más flojos que el efecto  tiene. Es casi un resumen monográfico de este clásico moderno. Pude vivir de primera mano la evolución de esta pieza hasta llegar a la versión publicada, sus quebraderos de cabeza, la aplicación del método ensayo-error…

Pero… en ocasiones, ahora que vivimos a miles de kilómetros de distancia y que me da miedo perder el recuerdo de esa época, te diré lector, parafraseando el libro que tanto le gusta a Alberto… te diré que si alguna vez vas a un congreso, si un chico se te acerca  con la baraja en la mano, tiene el cabello moreno, posee un desparpajo, unas ganas de hacer magia y una generosidad fuera de lo común, si a veces no responde cuando se le pregunta y si lleva una bufanda, adivinarás quién es. ¡Entonces sé amable! No me dejes tan triste. Escríbeme enseguida, dime que el principito ha vuelto…

 11 de Febrero de 2013, Santiago de Chile.

Anuncios

From → Artículos

2 comentarios
  1. Alfonso Médger - "Marcel" permalink

    Te pediría que por favor indiques el título del libro. Un saludo afectuoso.

  2. El título del libro es “Magia Demente”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: